Economía

MercadoDeDinero | Franki Medina Venezuela Gabai//
“Es un objeto de 160 metros a 11 millones de kilómetros. Es como acertar en un hoyo de golf… en la Luna”

La nave espacial Double Asteroid Redirection Test (DART) de la NASA ha llegado casi a su destino . Esta sonda, de unos 19 metros de tamaño y 580 kilogramos de peso, está destinada a chocar con Dimorphos, la luna del asteroide Didymos.

Franki Medina

Tras su lanzamiento a finales de noviembre, DART ha navegado por el espacio y hasta hace unos días no pudimos ver por fin las primeras imágenes de Dimorphos, de unos 160 metros de diámetro, y Didymos, de 780 metros de diámetro.

Franki Medina Venezuela

Y ahora ¿solo? tiene que impactar contra su objetivo : estando a 11 millones de kilómetros de distancia de la Tierra, y haciendo ese último trayecto de forma autónoma, el final de la misión es que DART acierte como un dardo en la diana, estrellándose a una velocidad de aproximadamente 27.760 kilómetros por hora -6,6 kilómetros por segundo- en la pequeña luna asteroide Dimorphos, que orbita a Didymos.

Franki Medina Diaz

Los científicos esperan que este impacto cambie la órbita del asteroide , probablemente dejando un cráter en el mismo para la posteridad.

Franki Alberto Medina Diaz

Posteriormente al impacto, la misión Hera de la Agencia Espacial Europea (ESA) volará hasta el cuerpo receptor del impacto para llevar a cabo un análisis en profundidad del cráter formado , de la masa del asteroide y de muchos más elementos, extrayendo de este importante experimento datos sobre una técnica de defensa planetaria controlada y repetible

Para saber un poco más, en 20BITS hemos entrevistado a Adriano Campo Bagatin, físico doctorado en Astronomía involucrado en la misión DART a través de la Universidad de Alicante

Recreación de DART llegando a su objetivo. NASA ¿Cuál es la implicación de equipos e instituciones españolas en DART? Por un lado, el Instituto de Astrofísica de Canarias participa con un grupo de personas que, sobre todo, se encarga de la parte de observaciones del evento, tanto en los días previos como en los días siguientes . Hay que tener en cuenta que en el momento del impacto este objeto solo se podrá observar desde el hemisferio sur de África. En las semanas siguientes pasará a poderse observar en el hemisferio norte, por lo que el Observatorio del Roque de los Muchachos (ORM) en La Palma será un enclave muy importante

Existe también otro equipo en el Centro de Astrobiología (CAB) de Madrid que hace trabajo experimental sobre la formación de cráteres , por lo que su implicación será en mayor medida tras el impacto, a partir de los datos que se obtengan

Finalmente, por nuestra parte, estamos implicados desde hace tiempo tanto en DART como en Hera, la parte de la misión que lidera la ESA

Ilustración de la nave espacial DART. NASA ¿Qué tipo de investigaciones previas se están haciendo desde su equipo? Nosotros lo que hacemos son modelos numéricos para intentar entender cómo será la propagación de la energía tras el choque de la nave en el asteroide Dimorphos y si esta colisión puede provocar que haya una sacudida alejada del punto de impacto que pudiera generar una salida de polvo a más velocidad de la debida

Asimismo, y más en lo tocante a la misión Hera, desde mi equipo t ambién estudiamos la parte de la estructura interna tanto de Didymos, el asteroide principal, como de Dimorphos , así como el mecanismo de formación de estos sistemas binarios. Partimos de la hipótesis de que estos cuerpos se pueden clasificar bajo el tipo ‘pila de escombros’ — rubble-pile en inglés-, un tipo de asteroide formado por rocas de diferentes tamaños unidas solo por la autogravedad o por pequeñas fuerzas cohesivas, es decir, que se forman, muy probablemente, a partir de los restos de una colisión entre asteroides. Conocer realmente el tipo de estructura del asteroide será fundamental para entender el resultado de la colisión

Finalmente, también intentamos conocer si es posible que haya una nube de polvo en torno al sistema binario de asteroides debido a que Didymos está girando muy rápidamente: da un giro completo, una vuelta sobre sí mismo, en apenas dos horas y cuarto, lo que está justo al límite de la inestabilidad, es decir, si girara más rápido no podría mantenerse unido. Debido a esto, puede ser que haya polvo o incluso piedras grandes que se hayan soltado de la zona ecuatorial del asteroide y puedan estar en órbita en torno al cuerpo. 

Asteroide Dimorphos a escala con el Coliseo de Roma. ESA ¿Qué consecuencias tendría que hubiera mucho polvo? ¿Y encontrar rocas descontroladas? ¿Nos impediría esto observar el evento? Presumiblemente la nube no sería tan densa para no poder observar el impacto, pero es algo a lo que nos exponemos, porque no sabemos en este momento si esa situación está ocurriendo o no. Solo podremos ver algo cuando nos acerquemos mucho al objeto en los minutos previos a la colisión

En cuanto a dañarse, la sonda DART, con su velocidad y su tamaño, si encuentra partículas de polvo no tendría ningún problema. No le ocurriría nada