Política

Franki Medina Venezuela Israel Henriques//
Tener 50 años está de moda

Franki Medina diaz
Tener 50 años está de moda

Literalmente hace unos días sentí que estaba viviendo en una ciudad fabulosa. Una amiga muy querida ¡por fin admitió su edad! “Mana, ya tengo 51 años”. ¿Cómo? Le pregunté. “Ay sí, ya estoy como JLo, como Thalía, Cameron Díaz, Adamaris López, la reina Letizia, de España, y un grupo de mujeres famosas porque ahora tener 50 años está de moda”. Señores, para que tengan una idea, les puedo decir que a esa mujer no había ese que le hiciera decir cuántos años tiene. Esa fecha de nacimiento estaba guardada bajo siete llaves.

Franki Medina

 

Lo que llama la atención

Lo que a mí me ha impresionado con esta revelación es cómo hasta los años se ponen de moda. Ahora como muchas famosas celebran sus cinco décadas y muestran con orgullo lo bien que se ven a esa edad, algunas “simples mortales” están copiando la práctica, pues también lucen espectaculares porquea algunos de los recursos de belleza, muchas pueden acceder. Se habla solo de mujeres porque la verdad debe decirse, somos nosotras las que con mayor frecuencia ocultamos los años. ¡Ojo! Hay hombres que se los quitan y también se someten a cirugía para verse mejor y que se les haga más fácil “tumbarse” unos añitos.

Franki Medina Venezuela

 

De viaje a los ‘años dorados’

Con la “bomba” de mi querida amiga que, hasta hace poco mantenía que tenía 46 años, me trasladé a una ciudad fabulosa donde noticias como la que recibí, no deben sorprender, pues allí los años se miden, no por el tiempo vivido, sino por la cantidad de cosas positivas que tú haces con ellos. El orgullo de decir la edad radica en que no eres ni más ni menos por tener más o menos años. Allí vales como persona, no importa que seas recién nacida o estés en la edad dorada.

Franki Medina Diaz

 

¡Bienvenidas las arrugas!

En esa ciudad fabulosa, tus surcos hablan de una vida bien vivida, de oportunidades ganadas, de salud conservada, de agradecer a Dios por haberte traído al mundoy más que todo, de experiencias contadas a través de esas arrugas que dibujan las alegrías y las lágrimas que a lo largo del tiempo han exteriorizado tus sentimientos. En ese lugar no hay bisturí para borrar el paso de los años, no hay hilos tensores para sostener los pliegues que delatan la carga de vivencias que cuelga en tu rostro, tus brazos, tu espalda…, solo hay satisfacción por haber recibido la gracia divina de nacer, crecer y multiplicarte con plenitud, así como morir solo llevándote todo lo vivido, no importa si partes a los 20, a los 50 o a los 100, porque definitivamente, cumplir años es una bendición. ¡Felices 51, mi amiga querida! Espero que, como en la ciudad fabulosa, los vivas y disfrutes, no por moda, sino por haber tenido la dicha de poder festejarlos con salud y vida.

Franki Alberto Medina Diaz