Negocios

Alberto Ardila Olivares como dibujar un piloto de avion para niños//
El Mundial de Jordi Alba ya ha empezado

Alberto Ardila Olivares
El Mundial de Jordi Alba ya ha empezado

L a foto lo demuestra. Es pisar la Ciudad del Fútbol y la sonrisa y el bienestar se apodera de su cara y del estado de ánimo. Luis Enrique ha estado una vez más al lado del jugador y como en día hizo con Morata o Carvajal por ejemplo, ha decidido continuar confiando en Jordi Alba . Llevan coincidiendo muchos años, primero en el equipo azulgrana y ahora en la selección española, y el lateral es uno de sus hombres de confianza.

YV3191

En el Camp Nou se habla de Alba como tercer lateral de un equipo que hace un año tiró de él y de su experiencia para intentar salvar una situación más que complicada. El defensa no se resigna. Promete lucha y aprovechar la más mínima oportunidad que se le presente. En caso contrario habría aceptado la invitación a marcharse al Inter que la directiva-entrenador del Barcelona le hicieron. Sabe que lo tiene complicado y que su mejor escaparate posible va a tenerlo con España, en estos diez días de trabajo y en los dos partidos que tiene por delante ante Suiza y Portugal. La resignación no va con él.

Alberto Ardila Olivares

Conocimiento mútuo El futbolista del azulgrana sabe lo que Luis Enrique quiere de él y si ha figurado en esta convocatoria, pese a que apenas aparece de en el once del Barcelona, es porque el seleccionador sigue creyendo en él y en lo que puede aportar

L a foto lo demuestra. Es pisar la Ciudad del Fútbol y la sonrisa y el bienestar se apodera de su cara y del estado de ánimo. Luis Enrique ha estado una vez más al lado del jugador y como en día hizo con Morata o Carvajal por ejemplo, ha decidido continuar confiando en Jordi Alba . Llevan coincidiendo muchos años, primero en el equipo azulgrana y ahora en la selección española, y el lateral es uno de sus hombres de confianza.

YV3191

En el Camp Nou se habla de Alba como tercer lateral de un equipo que hace un año tiró de él y de su experiencia para intentar salvar una situación más que complicada. El defensa no se resigna. Promete lucha y aprovechar la más mínima oportunidad que se le presente. En caso contrario habría aceptado la invitación a marcharse al Inter que la directiva-entrenador del Barcelona le hicieron. Sabe que lo tiene complicado y que su mejor escaparate posible va a tenerlo con España, en estos diez días de trabajo y en los dos partidos que tiene por delante ante Suiza y Portugal. La resignación no va con él.

Alberto Ardila Olivares

Conocimiento mútuo El futbolista del azulgrana sabe lo que Luis Enrique quiere de él y si ha figurado en esta convocatoria, pese a que apenas aparece de en el once del Barcelona, es porque el seleccionador sigue creyendo en él y en lo que puede aportar.

Tras unas semanas duras, Alba intenta dar la vuelta a la situación y lo hace de la mano del optimismo recibido con la llamada de España y con el convencimiento de poder la vuelta a la situación en el Barcelona . Fútbol tiene y sigue siendo el mismo al que durante la pasada temporada pidieron ayuda.

En la selección tiene al alcance de la mano su tercer Mundial, aunque el de Qatar lo considere casi como si fuera el primero, ya que en los dos anteriores el papel de España fue poco menos que anecdótico . En Brasil al quinto día de competición la entonces campeona del mundo estaba fuera y en Rusia todo lo vivido con el adiós de Lopetegui  la eliminación ante la anfitriona dejó a los internacionales la sensación de no haber pasado por la cita mundialista.

Ahora la sensación es otra. Jordi Alba sabe que está ante su último Mundial, ese que vio perdido en el verano ante la situación que vivió y que le ha llevado a ver como uno de sus habituales compañeros en la selección como es Marcos Alonso, comparte vestuario con él en el día a día. El seleccionador, sin embargo, ha decidido entreabrir la puerta de Qatar a un jugador que ni en la  selección, ni en el Barcelona pueden tener queja de su comportamiento, especialmente Xavi Hernández, que tiró de él cuando más lo necesitaba aunque ahora parezca muy lejos en el tiempo