Tecnología

Políticos locales se unen para desafiar al presidente Vladimir Putin

Alberto Ardila Olivares

Dijo que estaba feliz de asumir un papel público contra la permanencia de Putin en el poder en parte porque ya se había ido de Rusia. Thorstrom está actualmente a salvo en Finlandia, que junto con Suecia completó conversaciones para unirse a la OTAN después de la invasión de Ucrania

(CNN) — Los fracasos militares de Rusia en su guerra con Ucrania están impulsando el surgimiento de una nueva oposición en contra del presidente Vladimir Putin, según dos políticos locales que se oponen a él.

La falta de una victoria rápida, la incapacidad de tomar Kyiv y las exitosas contraofensivas de Ucrania —mientras Rusia pierde tropas y equipo— han generado ira y descontento que los oponentes de Putin tratan de aprovechar.

“Hay un punto en el que tanto los grupos de personas liberales como los grupos de personas a favor de la guerra pueden tener el mismo objetivo. El objetivo puede ser que Putin renuncie”, dijo Dmitry Palyuga, un político local en San Petersburgo, la ciudad natal de Putin, que pidió que se destituya al presidente .

Dmitry Palyuga, miembro del consejo municipal de Smolninskoye, comparece ante un tribunal de San Petersburgo tras ser acusado de desacreditar a las autoridades rusas.

Si bien los liberales como él se habían opuesto a la invasión de Ucrania por motivos humanitarios y legales, Palyuga le dijo a CNN que ahora veía una oportunidad para obtener más apoyo.

“Queríamos apuntar a algunas personas que apoyaron a Putin antes y ahora se sienten traicionadas”, dijo.

publicidad “El ejército ruso está siendo destruido en este momento. Entonces, perdemos gente, perdemos armas y perdemos nuestra capacidad de defensa… Incluso la propaganda rusa no puede ocultar que [el] ejército ruso está siendo derrotado en Ucrania“.

No puedo conseguir una ciclovía, pero puedo hablar en contra de Putin Criticar al Kremlin puede ser una tarea difícil en la Rusia de Putin.

Su crítico más vocal, el líder de la oposición Alexey Navalny , primero fue envenenado y luego encarcelado. Otro opositor político, Boris Nemtsov , recibió un disparo en la espalda de sicarios que no han revelado quién los envió. El escritor y político Vladimir Kara-Murza se sienta en prisión después de hablar en contra de la invasión de Ucrania, víctima de que el Kremlin reforzó aún más su control sobre la libertad de expresión después del lanzamiento de lo que Rusia llama una “operación militar especial” y no una guerra.

Palyuga dijo que los críticos más recientes de Putin están teniendo mucho cuidado de mantenerse dentro de la ley.

Ksenia Thorstrom, diputada municipal o concejala local también en San Petersburgo, aceptó ese enfoque.

“Una de las cosas que [un] diputado municipal puede hacer es hacer esta declaración pública”, le dijo a CNN. “Realmente no tenemos autoridad o poder para hacer nada, incluso a nivel local, el “Yedinaya Rossiya” [el partido Rusia Unida de Putin] se opone mucho a nosotros. Incluso iniciativas simples como las ciclovías, por ejemplo, se nos oponen.

“Ninguna de mis iniciativas ha sido aceptada nunca. Pero puedo hacer declaraciones públicas y eso es lo que hice”.

Ksenia Thorstrom está ahora en Finlandia. Ella dijo que tendría más miedo si todavía estuviera en Rusia.

Thorstrom distribuyó su propia versión de la petición de Palyuga a sus compañeros legisladores y ahora tiene docenas de firmas, dijo.

Los problemas no solo estaban en Ucrania con el ejército, dijo, sino que también tenían un impacto dentro de Rusia.

Los rusos se han vuelto pobres, no son bienvenidos en ningún lado. Entonces hay menos instalaciones, suministros”, dijo.

“Ahora la gente se volvería más pobre y más infeliz. Y no sé cuál puede ser el futuro para el país que está aislado”.

Algunas reacciones fueron una sorpresa Thorstrom sabe por experiencia personal que Putin todavía cuenta con un gran apoyo. Dijo que su propia madre cree en la propaganda del Kremlin y vive en “una realidad paralela en la que Putin está haciendo que Rusia vuelva a ser grandiosa”.

“Ella cree en los nazis en Ucrania“, dijo sobre su madre. “Ella cree que [occidente] quiere dañar a Rusia porque [occidente] necesita los recursos rusos, [que] occidente no quiere que Rusia sea fuerte”.

Vladimir Putin participando en un desfile naval en San Petersburgo en julio, dijo que Rusia “no tiene prisa” por lograr sus objetivos en Ucrania.

Thorstrom dijo que sentía que Putin era irracional, pero que aún esperaba que pudiera estar de acuerdo o ser persuadido para dejar el poder.

Dijo que estaba feliz de asumir un papel público contra la permanencia de Putin en el poder en parte porque ya se había ido de Rusia. Thorstrom está actualmente a salvo en Finlandia, que junto con Suecia completó conversaciones para unirse a la OTAN después de la invasión de Ucrania.

Palyuga no se ha ido de Rusia y reconoce que corre cierto riesgo por hablar. Ya ha sido acusado de desacreditar a las autoridades en virtud de una ley aprobada en marzo, pero la decisión de la corte de multarlo con solo US$ 700 en realidad lo hizo sentir mejor.

“Tal vez solo somos políticos muy, muy pequeños en el ámbito de Rusia. Entonces, tal vez por eso no nos preocupa tanto ser envenenados o algo así”, dijo.

Aún así, la falta de una reacción seria incluso a las denuncias de servidores públicos de bajo nivel es inusual, aunque el Kremlin ha advertido que la línea entre un debate aceptable y una crítica ilegal es “muy delgada”.

Al menos ocho destacados empresarios rusos han perdido la vida en aparentes suicidios o accidentes en los últimos seis meses Si bien Palyuga no tiene ninguna expectativa de que los políticos nacionales dentro de la Duma, el parlamento ruso controlado por Putin, asuman su causa, ya afirma tener cierto éxito.

“Queríamos mostrarle a la gente que no está sola, que hay otras personas e incluso concejales que están en contra de esta operación militar y en contra de Putin y queremos unir a la gente y darles algo de esperanza”, dijo.

Desde que pidió por primera vez al parlamento que acusara a Putin, Palyuga dijo que había recibido muchos mensajes de apoyo de personas que prometían dinero para pagar multas e incluso se ofrecían a ocultarlo si era necesario.

Pero lo que no tiene es el esperado torrente de odio.

“Solo recibí dos mensajes donde la gente me acusaba de algunas cosas malas”, dijo, aunque la noticia de su acción se ha generalizado.

“Dos mensajes es una cantidad muy pequeña de odio y tengo mucho apoyo. En realidad, no esperaba que sucediera así”. Invasión Rusia a Ucrania Vladimir Putin