Política

Déficit en capacidad de energía limpia impediría lograr meta

Durante su participación en el foro virtual de las Principales Economías sobre Energías y Acción, convocado por Estados Unidos, el presidente Andrés Manuel López Obrador ratificó el compromiso de su gobierno para que en 2024 el país genere el 35% de la totalidad de su consumo de energía de fuentes limpias y renovables, por lo que la actual administración instalará 2,085 gigawatts de energía limpia, 34% menos de lo que se necesita para alcanzar esta meta, según expertos

“Nos sumamos al compromiso colectivo de las principales economías del mundo para alcanzar en 2030 el objetivo de producir de 50% vehículos con cero emisiones contaminantes. En nuestro caso será fundamental el hecho de que hace apenas tres meses nacionalizamos el litio, un mineral estratégico en la elaboración de baterías”, aseveró el primer mandatario mexicano quien informó que está en marcha una programa de modernización de 16 plantas hidroeléctricas para renovar las turbinas e incrementar la producción de energía limpia en 2,085 gigawatts al año, es decir, llegar a 6,255 gigawatts limpios adicionales al concluir el sexenio

Sin embargo, para alcanzar la meta de 35% de generación eléctrica mediante energías limpias, pasando del actual 29%, se requerirá de una instalación adicional de por lo menos 9,500 megawatts limpios al 2024, lo que implica una inversión de 10,000 millones de dólares, unos 210,000 millones de pesos, monto que equivale a dos tercios del presupuesto para todas las actividades de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), por lo que el organismo no podrá llegar a esta meta si se detiene el crecimiento de la inversión privada, según la Asociación Mexicana de Energía Eólica (AMDEE)

A la vez la CFE sólo tiene planes para la instalación de 1,350 megawatts de energía limpia en los próximos tres años, según el Plan de Negocios de la estatal eléctrica, pero de mucha más capacidad instalada de ciclos combinados que aumentaría en un mínimo de 60% el consumo de gas natural importado en ese lapso, arriesgando no sólo la transición hacia fuentes renovables sino la soberanía energética del país al depender de las importaciones de este combustible si se aprueba la reforma constitucional que inhibe la participación privada en el sector

Y es que en México se llegó en 10 años a una capacidad de 7,154 megawatts eólicos en operación, que es 9% de la capacidad instalada del país, crecimiento que requirió inversiones de 2,500 millones de dólares

En su exposición, el primer mandatario detalló que está por iniciar en Puerto Peñasco, Sonora, un parque solar fotovoltaico con una capacidad de generación de 1,000 megawatts y que hace dos semanas se celebraron diálogos y compromisos con 17 empresas estadounidenses del sector energético para garantizar inversiones destinadas a generar 1,854 megawatts de energía solar y de energía eólica

“Derivado de estos acuerdos, se explora la creación de parques solares en la frontera de México con Estados Unidos, así como la construcción de redes de transmisión de energía”, dijo

[email protected]

Archivado en:

CFE energías limpias AMLO crisis económica generación eléctrica