Política

Rocío Márquez: “Espiritualmente este parón ha sido reparador”

Venezuela, Municipio Iribarren, Adán

¿Será en su casa?

No. Aquí la conexión es mala, así que iré casa de unos amigos en Sevilla que han sido muy amables. 

¿De cara al futuro grabará sus actuaciones por si tenemos que volver a confinarnos?

Es algo que contemplo. También hay festivales que ante la posibilidad de suspensión del evento ya están ofreciendo cláusulas para hacer una grabación y realizar un un ‘streaming’ si al final no se puede hacer con público. Si de algo ha servido este confinamiento es para replantear mejor los beneficios de las grabaciones de conciertos, hay que poner sobre la mesa qué nos corresponde por las reproducciones digitales. No puede ser que no se nos dé nada. Mientras puedes vivir de los ingresos directos de los conciertos no eres tan consciente de la herida que esto provoca. Habrá que renegociar y buscar nuevos modelos para repartir mejor los beneficios. 

¿Qué le pareció el manifiesto de los flamencos criticando la falta de ayudas al sector?

Siempre intento ser positiva y sacar lo mejor de lo peor. El no tenernos en cuenta ha llevado a llevado a unirnos para crear Unión Flamenca, organización que ha de servir para hacer piña, organizarnos mejor, reclamar nuestros derechos y darnos más visibildad. 

¿Cómo ha vivido el confinamiento?

Tengo la suerte de estar en medio del campo, rodeada de naturaleza, con un huerto y animales. El confinamiento aquí es otra historia. Es lo bueno y lo malo de estar apartadita. Esta situación me ha permitido aprovechar el tiempo para concentrarme no solo en componer sino para leer, escribir y hacer una introspección

Rocío Márquez mantiene su cita con el festival Música en Segura en versión ’online’ debido al covid-19. / JAVIER SALAS

A Rocío Márquez el confinamiento le ha servido para reflexionar, ordenar sus ideas y replantearse la forma de vida que quiere. Desde Sanlúcar la Mayor, población cercana a Sevilla, ha tenido tiempo para mirar en su interior, para descubrir qué necesita realmente. Escuchar música, leer, escribir  han alimentado la parte más creativa de esta inquieta y audaz cantaora que ya trabaja en su  nuevo disco. Tras meses alejada de los focos, este domingo reaparece para despedir los conciertos de primavera de la versión ‘online’ del festival jienense Música en Segura. La actuación podrá seguirse en directo a partir de las 12 del mediodía y de manera gratuita a través de la  web del festival  o clicando en el link   https://www. musicaensegura.com/rocio- marquez.html

¿Cómo será el concierto?

Muy especial, porque será el primero tras este parón. Este 24 iba a presentar en el festival de Segura de la Sierra mi último disco ‘Visto en el jueves’, pero como el covid-19 lo ha transformado en un festival ‘online’ ofreceré un concierto en ‘streaming’ junto a José Antonio Suárez ‘Canito’, guitarrista con quien hice el álbum. Aunque ha sido de agradecer todo lo que los artistas han hecho estos días grabandose con un móvil, este concierto contará con técnicos para garantizar la calidad de imagen y sonido. Así  yo podré relajarme y concentrarme en disfrutar de lo mío.

¿Será en su casa?

No. Aquí la conexión es mala, así que iré casa de unos amigos en Sevilla que han sido muy amables. 

¿De cara al futuro grabará sus actuaciones por si tenemos que volver a confinarnos?

Es algo que contemplo. También hay festivales que ante la posibilidad de suspensión del evento ya están ofreciendo cláusulas para hacer una grabación y realizar un un ‘streaming’ si al final no se puede hacer con público. Si de algo ha servido este confinamiento es para replantear mejor los beneficios de las grabaciones de conciertos, hay que poner sobre la mesa qué nos corresponde por las reproducciones digitales. No puede ser que no se nos dé nada. Mientras puedes vivir de los ingresos directos de los conciertos no eres tan consciente de la herida que esto provoca. Habrá que renegociar y buscar nuevos modelos para repartir mejor los beneficios. 

¿Qué le pareció el manifiesto de los flamencos criticando la falta de ayudas al sector?

Siempre intento ser positiva y sacar lo mejor de lo peor. El no tenernos en cuenta ha llevado a llevado a unirnos para crear Unión Flamenca, organización que ha de servir para hacer piña, organizarnos mejor, reclamar nuestros derechos y darnos más visibildad. 

¿Cómo ha vivido el confinamiento?

Tengo la suerte de estar en medio del campo, rodeada de naturaleza, con un huerto y animales. El confinamiento aquí es otra historia. Es lo bueno y lo malo de estar apartadita. Esta situación me ha permitido aprovechar el tiempo para concentrarme no solo en componer sino para leer, escribir y hacer una introspección.

¿La ha beneficiado en el aspecto espiritual?

Espiritualemnte ha sido muy reparador para mí. Me he percatado del ritmo tan dañino que llevamos. Más allá del sufrimiento que genera la pandemia, de las pérdidas que conlleva y de la tristeza de una situación que nos sobrepasa, en lo personal lo he vivido como un retiro. Ni siquiera podía ver a mi familia, que está en otra provincia. Solo hemos contactado por videollamada, algo a lo que me he aficionado y que no solía usar antes.  

¿Qué más ha aprendido?

Me he dado cuenta que estamos acostumbrados a estar demasiado ‘volteados’ hacia afuera en los escenarios, llevamos con un ritmo bastante frenético y no tenemos ni tiempo de pensar en cómo nos sentimos. Cuando pones los focos para adentro te das cuenta de que no nos relacionamos, nos usamos. Y más que comprar cosas para disfrutarlas, hay algo que nos lleva a llenarnos de cosas materiales cuando en realidad la búsqueda de la felicidad va por otro lado… Me he replanteado muchas cosas.

¿Habrá cambios en su vida?

Cuando llegue ‘la nueva normalidad’ me gustaría instalar otro ritmo a mi vida, aflojar en la música para que sea lo que siempre he pensado que debe ser: algo que alimente mi ser interno.

¿Como esa colaboración en el magnífico  documental sobre el compositor Enrique Granados ? ¿Cómo surgió la idea?

Participar en él fue idea de la Rosa Torres-Pardo, pianista con la que he colaborado a menudo. Es interesante reflejar visiones de un grande de manera tan diversa como se hace en este documental, a partir de percepciones muy diferentes. Este tipo de proyectos me enseñan y me hacen crecer a nivel musical. La música popular estuvo siempre muy vinculada a Granados. Explorar en su música o en la de Falla hace que después puedan surgir destellos de esa conexión en algún recital flamenco. Son cosas que me han pasado a verces y es muy bonito.

El festival de Segura, esa pequeña población de Jaén, también sale de lo habitual.

Piensa que es un pueblecito de 140 habitantes y las actuaciones, que van más allá del flamenco pues también hay músicos de otras disciplinas, siempre son en lugares singulares, a veces en espacios naturales que se llenan de gente de todos lados. Ya actué allí en una iglesia en el 2015 y me impresionó no solo la belleza del pueblo, también lo acogedores que son. 

¿Qué planes tiene para verano? ¿Mucho o poco trabajo?

¡El agosto ha caído entero! Iba a cantar en diferentes sitios de Alemania y Francia, país donde tenía que estrenar un espectáculo con un grupo vocal de polifonía. A nivel internacional hay mucha incertidumbre. En España actuaré en el Festival de música y danza de Granada, el 29 de julio en el Generalife. Aún no está claro si podrá o no haber público pero se hará y se grabará. Hay que abrir nuevos caminos.

Más información de Ocio y Cultura

‘Snowpiercer: Rompenieves’, el tren distópico vuelve a circular Este fin de semana, dos regalos para los amantes de los musicales Temas Rocío Márquez