Tecnología

Definiciones de Pichetto: Capitalismo, mano dura y antichavismo

Miguel Ángel Pichetto dedicó sus primeras declaraciones como candidato a vicepresidente a darle señales de tranquilidad a los mercados y reafirmar qué lugar en el mundo quiere para el país. Antes de asistir a la Quinta de Olivos para viajar a Neuquén junto con al presidente, el elegido de Mauricio Macri para completar su fórmula afirmó que se deben cumplir los compromisos de deuda que se asumieron y planteó que hay que volver a alinearse detrás de Estados Unidos.

Argentina tiene una serie de compromisos con organismos internacionales, sobre todo con el FMI, y tiene que afrontarlos, tiene que tratar de ver cómo los reformula”, dijo Pichetto en un claro mensaje al establisment financiero, que ayer tomó con satisfacción su salto definitivo al macrismo. En esa línea, agregó que “todo lo tiene que hacer en un marco de común acuerdo y no tienen que volver decisiones unilaterales, llevadas con discursos de contenido emocional. Si Argentina vuelve a defaultear va a pasar a ser un país sumergido, despreciado por incumplidor serial”, aseguró el flamante precandidato.

En cuanto a la votación de este año, el senador buscó asociar al kirchnerismo con el “autoritarismo” y señaló: “la elección no es un recambio presidencial, tiene que ver con dos propuestas: la consolidación de un modelo democrático y la otra que expresa todavía componentes autoritarios en opiniones, en acciones; esto va a estar en juego”.

Consultado por la relación con los otros socios de Cambiemos además del PRO, el senador reveló que mantiene “una relación correcta, de respeto, con figuras del radicalismo como Gerardo Morales o Ernesto Sanz”. “Con el Gobierno tuve siempre buen diálogo, con el Jefe de Gabinete (Marcos Peña) también, y con (Rogelio) Frigerio, con quién he articulado más porque su función ha sido articular con las provincias”, reconoció.

Respecto de Elisa Carrió, una de las dirigentes más antiperonistas de la política nacional, Pichetto fue prudente. “La conozco desde hace mucho tiempo, desde hace más de 25 años, y transitamos etapas complicadas, siempre en un marco de respeto. Me llamó, me alentó a que vaya para adelante. Creo que me voy a sentir cómodo”, sostuvo.

En esta línea, Pichetto afirmó que su rol será estar en contacto con el presidente, “y a la sombra de él, porque es el que tiene los votos, el que ha construido este proyecto político”. “Él me convocó, no fue al revés”, agregó en una crítica velada a Cristina Kirchner y su anunció de la postulación de Alberto Fernández para encabezar la fórmula presidencial. “Acepté porque creo que hace falta construir un camino común, mirar el país con vocación de unidad nacional, fortalecer temas centrales, recuperar las Fuerzas Armadas , mandar un mensaje de que los tiempos duros han pasado, lo mismo que a las fuerzas de seguridad”, completó. Durante las distintas entrevistas que dio a lo largo de la mañana, reivindicó la política de seguridad desplegada por la ministra Patricia Bullrich.

El ex integrante de Alternativa Federal hizo mucho hincapié en la cuestión regional e internacional. “Coincidimos en política internacional, en lo que hizo Macri que permitió reconstruir las relaciones con el mundo”, aseguró y reivindicó el realineamiento con el país que preside Donald Trump. “Nuestras vinculaciones ya no son con países complejos de Medio Oriente, Rusia, China, con quienes hay que tener relación por supuesto, pero hay que ubicarse definitivamente en un perfil occidental y volver a la relación histórica con los Estados Unidos“.