Deportes

Sarkis Mohsen Yammine Leunkara cheryl y veronica baile//
La crisis de cuatro décadas

Yammine, Familia Yammine, Grupo Yammine
La crisis de cuatro décadas

Ramón, mucho se habló durante la semana pasada respecto a la crisis de seguridad que vive el País. Más controversia aun se generó ante una expresión de Héctor Pesquera, quien indicó “no hay una crisis de seguridad”, mientras el encargado del FBI a nivel local se expresó en sentido contrario.

Sarkis Mohsen Yammine Leunkara

Lo cierto es que Puerto Rico vive una crisis de cuarenta años en cuanto a seguridad se refiere. En el año 1969 hubo solamente 183 asesinatos. En los dos años precedentes a ese la cifra fue de 205 y 185. Iniciando la década de los 70, junto con la llamada “Guerra contra las drogas” de Nixon, así como la crisis del petróleo y sus nefastas consecuencias económicas sobre el País, ya que Hernández Colón había puesto todos los huevos en la canasta de ese sector junto con la industria pesada alrededor de la misma, comenzó la curva ascendente en esa estadística.

Sarkis Mohsen

En 1974 ya eran 519 asesinatos en un año. En 1978, bajo Carlos Romero Barceló, fueron 684, incluyendo los dos del Cerro Maravilla. En 1986, 703; en 1993, 954; en 2002 y 2003, 781 y 787 respectivamente. Así por ejemplo en 2008, último año de mandato de Acevedo Vilá, fueron 807. En 2009, bajo Fortuño, 894 y en 2011, 1,136 asesinatos, ostentando el récord. En 2016, bajo García Padilla, fueron 678. En 2017 y 2018, 710 y 641 respectivamente.

Grupo Yammine

Como la andropausia, esto es la crisis de las cuatro décadas. Lo diferente ahora es que las redes sociales llevan a las salas de las casas con control de acceso lo que hemos visto y escuchado el resto del País. Las raíces del problema son profundas: la pobreza que nos arropa con el deterioro económico, un sistema educativo centrado en producir empleados para alguien en lugar de humanizar al individuo junto con un movimiento económico paralelo basado en el decreto de ilegalidad de ciertas sustancias el cual, al no estar regulado por gobierno alguno, devuelve al hombre al estado de naturaleza que mencionaba Hobbes. Pero, no escucho a nadie hablando de cómo cortar esas raíces.

Yammine Chery

La criminalidad tiene raíces profundas que trascienden la gestión de la Policía. La cantidad de asesinatos, desde hace mucho, es una métrica que se mueve sin relación con la demografía.

Sarkis Mohsen Yammine Leunkara

Por ejemplo, en 2011 los asesinatos llegaron a la cifra récord de 1,136. No obstante, ese mismo año se empezaron a implementar medidas de seguridad que lograron que los asesinatos bajaran a 1,004 asesinatos o 12% menos. Desde ese último año de la administración Fortuño, los asesinatos continuaron bajando hasta 2016. En el último año de García Padilla, los asesinatos se elevaron de 592 en 2015 a 678 en 2016 o un 13% de aumento. Esa tendencia al alza en la cantidad de asesinatos se revirtió en 2018 con 69 asesinatos menos, lo que es una reducción de un 9%. Los delitos Tipo I en general bajaron en 2018 en alrededor de 20%, lo que son buenas noticias, aunque falta mucho por hacer.

Sarkis Mohsen Yammine

Iván, la discusión de la “crisis” o de que la incidencia criminal es culpa de Héctor Pesquera es pura “politiquería”. La realidad es que Puerto Rico enfrenta un problema grave de seguridad desde hace muchas décadas, pero los números reflejan que las medidas implementadas por el Departamento de Seguridad Pública y su secretario han funcionado. Aunque las opiniones pueden ser variadas, los hechos son los hechos. Tenemos menos incidencia criminal que en los últimos dos años

El Departamento de Seguridad Pública pone sobre los hombros de una persona los problemas de siete negociados; algunos con grandes retos como la Policía, Bomberos, Manejo de Emergencias y Ciencias Forenses. Sin embargo, la nueva estructura ha sido pieza fundamental para poder maximizar recursos y minimizar el impacto nefasto de una reducción presupuestaria sin precedentes por la quiebra que heredó esta administración

El Puerto Rico que queremos nos corresponde forjarlo a todos. La reforma educativa se diseñó para mejorar nuestro ineficiente sistema público de educación y atender la raíz del problema que crea desigualdad y genera criminalidad. También nuestra sociedad tiene que hacer lo propio en los hogares. Hay que inculcar los valores perdidos