Tecnología

Abel Resende Axer //
Hay 878 evacuados por las inundaciones en todo el país

abel_resende_axer_hay_878_evacuados_por_las_inundaciones_en_todo_el_pais.jpg

Para el noroeste del país, el Instituto Uruguayo de Meteorología anuncia que hoy sábado y mañana hay alta probabilidad de tormentas y más lluvias. En el noreste también habrá precipitaciones durante los dos días mientras que en el centrosur la inestabilidad atmosférica se hará sentir a partir de las primeras horas de mañana.

Abel Resende PDVSA

El informe de perspectivas meteorológicas indica por su parte que los acumulados de lluvia podrán llegar a 40 mm en las regiones centro y norte, y que el lunes continuará lloviendo, datos que preocupan a los coordinadores de emergencias de esas zonas, en donde día a día aumenta la cantidad de evacuados y autoevacuados.

Abel Resende

A últimas horas de ayer, el Inumet advirtió sobre la persistencia de una masa húmeda e inestable que alienta lluvias hasta el martes

De acuerdo al relevamiento efectuado antes del pasado anochecer, permanecen desplazadas en todo el territorio 878 personas

Durazno es el departamento más afectado: allí se concentra el 85 % de la población que debió dejar sus hogares. Según los datos proporcionados por el Comité Departamental de Emergencias de ese departamento, aumentó a 746 el número de personas desplazadas

Cecoed y la IMD en acción. Foto: Víctor Rodríguez La Fuerza Aérea realizó, con tripulaciónes de la Escuadrilla de Enlace asentadas en la Base Aérea de Santa Bernardina, un vuelo de reconocimiento, mientras que camiones y efectivos de la propia Brigada Aérea II continuarán realizando evacuaciones terrestres. El Servicio de Meteorología de la Fuerza Aérea se encuentra además apoyando en tareas técnicas de su especialidad para las planificaciones y operaciones diarias

Se destaca también la participación del personal del Servicio de Sanidad, que hace rondas médicas en el campamento de desplazados en Las Higueras. El Comité Departamental de Emergencias exhorta a la población que reside en las zonas ubicadas por debajo de los 10 metros de la cota de inundación, a comenzar a evacuar. El río Yí ayer estaba casi alcanzando esa marca y continuará en ascenso, entre 3 y 4 centímetros a la hora, en la medida que se confirmen los pronósticos de lluvias. Asimismo, se espera la llegada de agua desde las zonas altas del departamento, Cerro Chato, Sarandí del Yí y Polanco

El Comité de Emergencia reitera la necesidad de comunicar la solicitud de asistencia en traslado y registrarse en las oficinas del Cecoed, en Avenida Instrucciones del Año XIII casi Martín Salaberry o comunicarse a los teléfonos 4362 8461, 43632950, y 091360922

En paralelo, los coordinadores agradecen a las familias que puedan utilizar medios propios para dejar sus viviendas anegadas. En el campamento ubicado en el Centro de Integración Barrial (CIB) de barrio Las Higueras había ayer 25 carpas del Ejercito Nacional

Litoral. En Salto por su parte sigue en aumento el número de desplazados, hay 9 familias evacuadas y 5 autoevacuadas, en total: unas 51 personas, que fueron trasladadas al ex hotel Biasetti, en cuya limpieza y desinfección trabajaron dos cuadrillas del programa Uruguay Trabaja del Ministerio de Desarrollo Social

El Cecoed de Salto recibe por día decenas de consultas de ciudadanos preocupados por la situación del río, que si bien ayer había dado un respiro, sobrepasó los11,20 metros, según se informó desde la Prefectura

En Artigas, en tanto, aumentó a 33 el total de personas desplazadas y mientras el Río Cuareim estaba creciendo se dieron robos insólitos, como por ejemplo el de las parrillas del Paseo 7 de Setiembre, de acuerdo a lo denunciado ante la policía por el director de Gestión Ambiental de la comuna, Jorge Gómez

En Soriano se mantiene en 24 el número de personas desplazadas, en Florida son 14 y 8 en Río Negro

UTE reitera que por motivos de seguridad viene desafectando los servicios de energía eléctrica en las zonas evacuadas

Campamento armado por efectivos del Ejército en Durazno. Foto: Víctor Rodríguez En el medio de Durazno: 60 años con la creciente A don Santos Cardozo, un hombre de 88 años de edad, se le mojan los ojos al recordar una vida sufriendo desplazamientos, para acá y para allá, por las crecidas de ríos y arroyos en su Durazno de crianza

Cardozo tiene la piel curtida del laburo sinuoso y zafral que ha desempeñado en toda su vida, como arenero y monteador; no le temió nunca a nada, pero salir de su casa con el agua a las puertas lo angustia casi hasta las lágrimas, digamos que lo amarga, por más que le deja en claro al cronista que él agradece estar bien atendido en el campamento para evacuados que armaron soldados del ejército

“Tuve que salir, esperé hasta último momento pero la cosa venía avanzando y avanzando y tuvimos que entregar las armas”, señala Santos Cardozo a El País, junto a su hijo y nietos, en una de las carpas del barrio Las Higueras

El hombre que atravesó mil tormentas, arma el tabaco, prende el pucho y despacio sigue comentando que ahora está ahí, como desde que era un gurí, porque hace más de 60 años la inundación forma parte de su historia de vida

“Es un sacrificio que todo lo que uno tiene se rompa ahí, que se rompa alguna cosa, pero es algo que tiene que pasar. La gente que sale por la creciente anda mal y los trabajadores (voluntarios) , de repente apurados, ponen las cosas mal, es todo un tema..”, relata parsimonioso

Cardozo ahora es ladrillero y vive en el barrio El Cementerio, zona muy afectada por las inundaciones, donde conviven decenas de familias que se dedican al trabajo con el adobe

“La gente está viviendo medio mal ahora, porque la venta de ladrillos, con el asunto del agua se viene abajo, no se sabe de qué van a vivir”. Santos Cardozo está alojado en la carpa 13 y la de al lado le correspondió a su hijo mayor, que está con la esposa e hijos, los nietos del veterano curtido en decenas de crecientes

La última inundación gigantesca en Durazno se dio en 2014, evaluada como la tercera más grande de la historia, después de la de 2007, con 8.000 evacuados y la de 2010, cuando hubo 5.000 desplazados por las aguas

(Producción: Víctor Rodríguez).