Economía

Perito Alfredo Farache//
El economista criollo, Ricardo Haussman y Empresas Polar: coincidencia y causalidad

COINCIDENCIAS ENTRE UN ECONOMISTA DE IZQUIERDA Y UNO DE DERECHA

Nunca pensé estar algún día de acuerdo con Ricardo Haussman sobre las causas de la hiperinflación en Venezuela.

Luis Alfredo Farache

En una encuesta publicada por Prodavinci el 05 de diciembre de 2018, este economista venezolano, gánster económico del FMI, en contradicción con el resto de los 38 economistas entrevistados para conocer su opinión acerca de las causas de la hiperinflación en Venezuela, develó que es motivada por factores externos a la economía y no por factores endógenos como la emisión de dinero inorgánico.

Alfredo Farache

Textualmente, Haussman señala lo siguiente: “La cantidad de bolívares es una variable endógena producto de muchas otras cosas que impactan el déficit fiscal. En cierto sentido, una variable endógena no puede ser una causa. Es un mecanismo de transmisión.” Un planteamiento que estoy en total acuerdo. Más adelante doy mis argumentos.

Luis Alfredo Farache Benacerraf

No obstante, la respuesta de Haussman contradice al resto de las afirmaciones hechas por los encuestados que ratificaron que “en Venezuela, la hiperinflación fue causada por una pronunciada expansión de la cantidad de bolívares circulantes por parte del Banco Central de Venezuela, destinados a financiar el déficit fiscal del gobierno venezolano.”

A continuación los resultados de dicha encuesta a la anterior afirmación:

 

¿QUIÉN DE LOS ECONOMISTA OPOSITORES TIENE LA RAZÓN?

La mayoría de los economistas entrevistados por Prodavinci opinaron que la inflación es producto de la financiación del déficit fiscal por parte del BCV, entre ellos: Alejandro Grisanti (Ecoanalítica), Alejandro Gutiérrez (Universidad de Los Andes), Ana Belmonte (Universidad de Carabobo), Asdrúbal Oliveros (Ecoanalítica), Christi Rangel Guerrero (FACES- Universidad de Los Andes), Daniel Paravisini (London School of Economics), Domingo Sifontes (Universidad de Carabobo), Felipe Pérez Martí (Consultor privado), Francisco Monaldi (Baker Institute / IESA), Francisco Rodríguez (Torino Economics), Francisco Sáez (IESA), Frank Muci (Harvard Kennedy School), Gustavo Rojas Matute (American University), Héctor Silva Michelena (UCV-FACES), Humberto García Larralde (Academia Nacional de Ciencias Económicas), Igor Hernandez (IESA), Jean-Paul Leidenz (Independiente), José Ramón Morales Arilla (Universidad de Harvard), Juan Nagel (Universidad de los Andes de Chile), Kamal Romero (Universidad Cardenal Cisneros), Laura Rojas (Nodum International/50plusdigital), Luis Zambrano Sequín (IIES-UCAB), María Alejandra Paublini (UCAB), Maritza Izaguirre (IIES UCAB), Miguel Ángel Santos (Harvard Kennedy School), Omar Zambrano (Anova Consulting), Pablo Polo (Universidad de Carabobo), Pedro A. Palma (Ecoanalítica y ANCE), Richard Obuchi (Director de ODH, IESA), Ruth Guillén (Universidad de Los Andes), Sary Levy (ANCE) y Tamara Herrera (Síntesis Financiera).

Alfredo Farache Benacerraf

Los economistas que opinaron distinto, y es necesario resaltarlos, fueron Ricardo Hausmann (Harvard University), Carolina Pagliacci (IESA), Gustavo Guevara Inciarte (Universidad de Carabobo), y Leonardo Vera (UCV-FACES y FLACSO-Ecuador). En el caso de Ronald Balza Guanipa (UCAB), estuvo de acuerdo con la afirmación de que la hiperinflación es por el exceso de financiamiento monetaria del BCV, pero al mismo tiempo reconoció otros determinantes como la “inexistencia de un mercado de divisas, con sus consecuencias sobre la producción e importación de bienes”.

Luis Alfredo Farache 100% Banco

En el caso de Carolina Pagliacci (IESA), su desacuerdo es porque considera que “la cantidad de dinero puede tener un papel, pero no el principal. Tiene mayor peso la contracción de la oferta agregada. El desmantelamiento de los mercados de bienes probablemente también fue importante”. Por su parte, Leonardo Vera (UCV-FACES y FLACSO-Ecuador), estuvo en desacuerdo porque “hay una compleja causalidad entre variables que reflejan el grave desequilibrio externo, el desequilibrio fiscal y el desequilibrio monetario.”

COINCIDO CON RICARDO HAUSSMAN

Haussman, actual director del Centro para el Desarrollo Internacional y profesor de Economía en Harvard, ex ministro de Planificación y jefe de la “Oficina Presidencial de Coordinación y Planificación” durante el gobierno de Carlos Andrés Pérez, le demuestra al resto de los economistas entrevistados, opositores al Gobierno de Nicolás Maduro, que la emisión de dinero inorgánico es forzada por un factor externo, que induce a la inflación endógena.

Alfredo Farache 100% Banco

Como consecuencia, la moneda local (el dinero), como “mecanismo de transmisión” de la economía, queda afectada en su poder de compra real (OM/P), que a su vez, induce el comportamiento de todos los agentes económicos, que por lógica, ahora le demandarán más dinero al ente emisor (BCV) para poder adquirir la misma cantidad de bienes, servicios o para inversiones de capital en moneda local.Luis Alfredo Farache Benacerraf 100% Banco

En la dinámica del proceso inflacionario inducido desde el exterior, no sólo se impacta el presupuesto nacional, sino también el presupuesto empresarial y el familiar, ocasionando un déficit monetario “sistémico”. ¿Cómo el BCV ha compensado esa demanda natural de dinero?: contradiciendo la teoría del “pecado capital” que es la tesis de Haussman: emitiendo más dinero inorgánico, que es cuando el Gobierno le pide dinero prestado al BCV y no al FMI

En nuestro caso, esta situación es forzada por el agente externo que señala Haussman, dado que actualmente el Estado no cuenta con la recaudación tributaria suficiente (economía en recesión) para aumentar la circulación monetaria, ni con los ingresos de divisas suficientes (caída en las exportaciones petroleras) para hacer incrementar las reservas internacionales a un nivel que equilibre el mercado monetario venezolano

La otra vía para financiar el déficit fiscal (estimado en 20% del PIB) y parte de la economía productiva ha sido devaluando la moneda local para transformar por más bolívares parte de los pocos dólares que ingresan a las reservas internacionales

PERO, ¿CUÁL ES ESE FACTOR EXTERNO DEL QUE HABLA RICARDO HAUSSMAN?

La realidad nos muestra que la Venezuela actual sigue padeciendo una crisis económica inédita, inducida desde el exterior y eso nadie puede dudarlo. Representa un plan conspirativo para derrocar la revolución bolivariana por haberse declarado de tendencia socialista y antiimperialista

En nuestro caso, insistimos que ese factor externo es el dólar paralelo, específicamente, son los ocho marcadores “manipulados” del dólar paralelo, de las cuales cuatro están ubicados en Cúcuta y cuatro en Florida, algo que las teorías económicas anglosajonas no logran explicar aún, y mucho menos, lo encontrarás en los libros académicos que recomiendan leer en las aulas de economía de los países occidentales o venezolanas

La manipulación del dólar paralelo por medio de portales web posicionados en servidores estadounidenses, junto a la emisión de tendencias catastróficas sobre la hiperinflación en Venezuela por los organismos multilaterales como el FMI, genera un ambiente de incertidumbre, expectativas negativas y de desestabilización cambiaria, que va directo a atacar el sistema monetario nacional, afectando el tipo de cambio oficial

Como colofón, el tipo de cambio paralelo afecta el macrosistema debido a las fallas estructurales de la economía (alta dependencia de los petrodólares y de importaciones de bienes), induciendo la inflación de manera directa cada vez que los manipuladores desde Cúcuta y/o Florida deciden publicar nuevos aumentos de la cotización del dólar paralelo de manera discrecional, que tiene sus seguidores o réplicas a lo interno del país por medio de los empresarios, comerciantes, corruptos y especuladores cambiarios, que siguen de manera fiel ese patrón cambiario ilegal para fijar costos, precios y beneficios en sus actividades licitas e ilícitas

Como ven, realmente es el arma estratégica con que le han hecho daño a esta economía altamente dependiente de las importaciones y de los dólares petroleros, cada vez más mermados por el bloque financiero a Petroleros de Venezuela, principal causante del déficit fiscal actual

CAOS E INCERTIDUMBRE ECONÓMICA

Desde mi humilde opinión, realmente, ninguno de los economistas entrevistados puede garantizar que lo que saben sobre economía puede servir para explicar el fenómeno venezolano, ni mucho menos su posible solución. Porque no se puede predecir con certeza el comportamiento humano ante tantas perturbaciones externas como el bloqueo y sanciones imperiales contra Venezuela, la impunidad existente en el mercado de bienes y servicios, las manipulaciones de precios, los sabotajes a las políticas económicas gubernamentales y ante tanta corrupción develada dentro de la industria petrolera y otros sectores estratégicos gubernamentales

Como vemos, estamos en una situación de caos inducido desde el exterior y desde lo interior. El aleteo diario del dólar paralelo (en sus diferentes cotizaciones) desde el exterior está generando un tsunami en la economía interna que se traduce en una hiperinflación. Si intentamos comprender el caos vivido en nuestra economía desde lo interno habría que tomar la teoría de la incertidumbre de Heissenberg (1926) para comprender las relaciones e interrelaciones entre los dos principales actores de la sociedad económica venezolana (Gobierno y empresarios), que hemos insistidos han estado descoordinados desde el 2002, generando una condición particular, la cual no es parecida a ninguna otra condición económica en el planeta, cuya condición es de tal magnitud que como causalidad remite al todo (sistema), generando un nuevo orden económico, no explicado por ninguna teoría ni perspectiva económica en particular

En una condición de economía descoordinada y caótica como la nuestra, se cumple el segundo principio de la termodinámica, donde las interacciones visibles, no visibles y borrosas que se dan entre los principales actores del subsistema económico, en particular, liberan el calor suficiente (ese calor es el enfrentamiento económico con fines político) como para generar grandes cambios en el todo el macrosistema (sociedad), no predecibles pero cuya tendencia es vivir en crisis permanente

EMPRESAS POLAR, S.A. LÍDER-SEGUIDOR DE LA HIPERINFLACIÓN VENEZOLANA

Evidentemente, que Haussman sabe las causas que originan la hiperinflación en nuestro país, porque es uno de los artífices de esta macabra situación. Recordemos que es un gran aliado del aspirante presidencial Lorenzo Mendoza, el gran magnate y líder monopólico de un consorcio que maneja y determina precios en por lo menos 60 bienes de consumo masivo en el mercado venezolano, que consideramos, ha sido uno de los grandes ejecutores de la trama económica conspirativa que induce la inflación endógena

Los elementos empíricos así lo demuestran, el siguiente cuadro devela cómo las Empresas Polar, S.A. ha manipulado los precios desde enero de 2017 a un ritmo, que incluso, supera la variación que impone el dólar paralelo, como el perturbador externo de la economía venezolana

En los últimos 23 meses el promedio del incremento de los precios de los bienes de consumo masivo que el Consorcio Empresas Polar S.A. ofrece al mercado interno ha sido de DOS MILLONES CUATROCIENTOS NOVENTA Y TRES MIL CIENTO DIEZ POR CIENTO (2.493.110%), mientras que la variación de Dolartoday ha sido de 987.203% en el mismo período de tiempo. Son cifras que contrastan con la variación del incremento salarial en ese mismo periodo que fue del 189.632%. Diferencias que develan una política sistemática de incrementos de precios a fin de desestabilizar la economía generando la pérdida del poder adquisitivo del venezolano, de su calidad de vida y que la población busque como opción la salida del país

Como ven, las Empresa Polar, S.A. están detrás de la conspiración económica para generar insatisfacción social con fines políticos en el país

Las preguntas claves para cualquier investigación referente a las causas de la hiperinflación en Venezuela serían: ¿Quién va primero, el incremento de la oferta de dinero inorgánico o el incremento de los precios de los bienes y servicios? O, en otros términos: ¿Para qué se usa el dinero líquido que nominalmente circula cada vez más en la economía venezolana en estos tiempos: para comprar más bienes escasos o para pagar los mismos bienes inflados por la manipulación de los precios inducidos por un factor externo?

 

#victimastoday #vamosAtriunfar